Friday, June 5, 2015

La dura existencia de Jim Luers. Campaña de solidaridad

Pocas campañas difamatorias del Imperio y sus lacayos locales han llegado al bajo extremo de negar  la existencia de la persona vilipendiada. Tal es el caso de la campaña de la cual es víctima el Vocero de la Casa Blanca y Agente del FBI con Responsabilidad para el Hemisferio Occidental, Jim Luers.

La víctima de la estrategia de enlodamiento de la conspiración internacional se ha visto forzada a crear a toda carrera un bolg (primera entrada el 3 de junio) y una cuenta de Twitter (abierta el 3 de junio). A través de esa cuenta de Twitter, Jim ha estado pidiendo ayuda para probar su existencia:

Jim Luers @RealJimLuers  h @hphernaiz Es importante aclarar el record luego de ciertos misentendidos alrededor de mis declaraciones jimluers.wordpress.com/2015/06/04/car

Con gusto me uno a esta campaña por probar el ser de Jim. A mi modo de ver la prueba inequívoca de tal existencia es que los más serios medios comunicación del Estado Venezolano ha citado a Jim como fuente fidedigna en el caso de la supuesta investigación que se le sigue a Diosdado Cabello en USA. El agente del FBI ha afirmado que “las acusaciones del exescolta de Cabello, el militar de la armada Leamsy José Salazar, son totalmente falsas.” Las citas en medios oficiales fueron hechas mucho antes de que Jim se convirtiese en activo bloguero y tuitero, lo cual evidentemente añade verosimilitud a su existencia.

Pero Jim ha hecho más que revelar la verdad de una conspiración mediática contra Cabello. A través de una carta abierta publicada en su blog, Jim ha hecho un uso brillante de una forma de retórica especular a través de la cual, no solo ha probado su propia existencia fuera de toda duda posible (“Pues, aquí me encuentro escribiendo esta carta, así que debo existir”), sino que además demuestra la no existencia de Leamsy Salazar.

No sea que la canalla mediática o algunos de sus troles apátridas logre bloquear el blog de Jim, copio y pego aquí su carta en la cual hace un análisis histórico-literario que obliga a Salazar a dejar de existir:

Carta Abierta Sobre la Veracidad de los Dichos de Jim Luers

Carta abierta a quien pueda concernir:
Escribo esta carta directamente sin el por medio del staff de la Casa Blanca para aclarar las alegaciones que se han hecho sobre mis declaraciones y la validez de mis testimonios. Antes de pasar a explicar la veracidad de mis dichos, quiero dejar en claro que me rijo por los más claros principios de acontabilidad que me merecen el ser un ciudadano de los Estados Unidos de América.
Se ha dicho por distintos medios que mis declaraciones sobre la falsedad de la investigación al señor Presidente del Congreso venezolano Diosdado Cabello y otros asuntos de Venezuela, declaraciones hechas bajo mis funciones como declarante de la Casa Blanca y funcionario de la Oficina Federal de Investigación (FBI por sus letras en inglés), son falsas. Es importante que quede claro que mis declaraciones no se refieren a unas exculpación de Sr. Cabello, sino sobre la total invalidez de los dichos de los diarios ABC y Wall Street. Y la razón, principal, y que vemos con principal preocupación tanto en la oficina de declarantes de la Casa Blanca, como en el FBI, es que el testigo principal argüido por los señores ABC no existe. Y me refiero a la referencia del señor testigo Leamsy Salazar. Este personaje es una creación ficticia de poderes fácticos venezolanos junto al paramilitarismo bogotano de extrema derecha. Repito, tal testigo no existe ni el gobierno de los Estados Unidos de América tiene testigo alguno declarando en contra de funcionarios venezolanos.
La primera pista de la no existencia de esta persona es el nombre: Leamsy. No es secreto para mis allegados que soy un devoto de la historia y las grandes luchas sociales. He estudiado con profundidad lo que a mi me gusta llamar “Las Dos Grandes Revoluciones Latinas,” que no son otros más que la Sandinista y la Campaña Admirable de Simón Bolívar (el George Washington venezolano, o sería Washington el Bolívar americano?). El nombre Leamsy, como vemos claramente, es un anagrama de Ysmael. “Call me Ishmael,” o “llámenme Ysmael” en la variante latina del hebreo, así reza la primera línea de Moby Dick de Herman Melville. Como bien sabe quien sabe de historia Melville era un gran admirador de Bolívar. Se cruzaron brevemente en aquellos tiempos de revolución, pero el verdadero conocimiento que Melville tuvo de Bolívar fue a través de las historias que Manuela Saenz, “Manuelita,” como le decían, le contó en el lecho de su muerte. Esos últimos días de la heroína latina los pasó conversando con el escritor sobre las hazañas del Libertador de la América, y él quedó muy marcado por una frase que Manuelita le dijo: “Bolívar es una rareza de la historia que debimos proteger. Pero no, por su singularidad, el espíritu mezquino del hombre quiso perseguirlo y borrarlo. No pudieron. Bolívar era una ballena blanca.” Y de ahí la idea de Moby Dick, que se convirtió en una metáfora para el ideal de Bolívar detrás de la campaña admirable. Una metáfora de Bolívar. Que no se volvió a utilizar hasta la llegada de Hugo Chávez. Así, el poder fáctico utilizó el anagrama del nombre del testigo del intento de asesinato de la ballena para crear un personaje que sería el testigo principal para derrumbar el estructurado actual de la República Bolivariana de Venezuela. Un testigo que asesinaría a la Ballena Blanca. Donde se equivoca el paramilitarismo es que al final Moby Dick y su espíritu sobreviven, igual que los ideales de SU Simón Bolívar.
De esta manera, y gracias a mis conocimientos de la historia, intuimos que esa persona no existía y que se trataba de un nombre código típico del paramilitarismo que por años ha negado a la figura de la “Ballena Blanca” como un héroe de la historia neogranadina. Y, por supuesto, el hecho que no encontramos a tal persona en nuestras bases de datos de testigos.
Finalmente, el otro adicional sobre el escarnioso esgrimido por los medios, y en el cual no vale la pena profundizar, es en los detalles sobre la existencia de mi persona. Pues, aquí me encuentro escribiendo esta carta, así que debo existir.
James K. Luers
Declarante de la Casa Blanca y funcionario del FBI

3 comments:

  1. Gracias, Hugo. Estoy preparando las cotufas.

    ReplyDelete
  2. FILOSOFO OFICIALISTAJune 5, 2015 at 4:58 PM

    Silogismo a favor de la existencia de Jim Luers.

    1. Los muertos no cuentan cuentos (premisa)
    2. Por ende, para contar cuentos hay que estar vivo
    3. Todo el que está vivo existe (premisa)
    4. Jim Luers está contando un cuento (premisa)
    5. Por ende, Jim Luers está vivo
    6. En consecuencia, Jim Luers existe

    ReplyDelete
  3. Esperando la foto entre Hugo Perez y "Jim Luers" o mejor aun... un video de Jim Luers... jajajaja

    ReplyDelete